Resumen

< Volver

Manejo extrahospitalario de los pacientes atendidos por dolor torácico en tres dispositivos móviles de cuidados críticos y urgencias




Hernández García J, Medina Osuna A, Garzón Sigler R



Equipo Móvil Dispositivo Cuidados Críticos y Urgencias (DCCU) de Montoro, Córdoba, España. Equipo Móvil DCCU de La Carlota, Córdoba, España. Equipo Móvil DCCU de Palma del Río, Córdoba, España.



Objetivos: Existen escasos estudios sobre el manejo del dolor torácico (DT) por los
equipos móviles (EM) de emergencias en zonas rurales. Se investiga el perfil de los pacientes
atendidos, la capacidad resolutiva de los dispositivos de cuidados críticos y urgencias
(DCCU), la aplicación de las medidas recomendadas, la pertinencia de las derivaciones
y la concordancia diagnóstica con el servicio de urgencias del hospital (SUH).
Método: Estudio observacional retrospectivo de las asistencias por DT por los DCCU
del Distrito Sanitario Guadalquivir (Córdoba), desde junio 2009 hasta junio 2010. Se
revisó los informes de asistencia de los EM junto con la historia clínica informatizada de
cada paciente, y se recogieron datos demográficos y factores de riesgo cardiovascular
(FRCV); variables de la actuación del DCCU (tiempo de asistencia y llegada al SUH,
probabilidad de cardiopatía isquémica –CI–, diagnóstico, tratamientos administrados,
lugar de derivación, medio de traslado) y datos sobre la resolución del caso (destino
tras valoración en el SUH, concordancia diagnóstica, realización de fibrinolisis y eventos
posteriores en los pacientes no derivados).
Resultados: De los 278 casos (media 72 años) un 55% eran hombres. Las mujeres eran
mayores, con más hipertensión arterial y menos tabaquismo. El tiempo de asistencia
fue 9,7 minutos y el de llegada al SUH fue de 93,1. El 59,7% presentó baja probabilidad
de CI, y el 83,2% se resolvió en domicilio (3,6% presentó un evento coronario
posterior). Un 40,3% se clasificó de alta probabilidad de CI, y se relacionó con una
edad menor, presencia de diabetes, tabaquismo y con el número de FRCV. Las medidas
generales se realizaron en más del 90% de los casos, salvo la administración de la nitroglicerina
(83,9%), mórficos (27,7%) y ácido acetilsalicílico (AAS) (74,1%). Las cifras
de uso de clopidogrel (23,9%) fueron menores, y heparina (17,4%), y mejoraron a lo
largo del estudio. El 47,1% se diagnosticó de DT no isquémico, el 26% como no filiado
y el 26,7% como isquémico. La concordancia fue del 75,3% (en el síndrome coronario
agudo con elevación del ST –SCACEST– fue del 100%). El 71,2% fue ingresados.
Se realizó fibrinolisis al 40,6% de los SCACEST.
Conclusiones: A pesar de la dispersión geográfica y el perfil envejecido de la población
rural, los DCCU garantizan una asistencia de calidad al DT, tanto por su alta capacidad
resolutiva y diagnóstica, como por la adecuación a las guías de tratamiento, aunque
existien aún oportunidades de mejora.


Síguenos en:

Buscar en Emergencias




* Todos los textos disponibles (desde volumen 1, numero 0, 1988)